Trinchera Abierta

Próximo Trinchera Abierta

Este jueves, tendremos nuestro habitual encuentro Trinchera Abierta. Esta vez, debatiremos sobre algunos mitos del marxismo, en MEPLA

Como siempre, esperamos sea un debate serio y respetuoso.

También le puede interesar

El espacio habitacional más representativo del lecho urbano habanero es aquel que llamamos solar, uncido a los estratos sociales más humildes; pues todos sabemos que se trata de una precaria posibilidad de vivienda, a lo largo de su historia. Estas edificaciones suelen identificarse unilateralmente con mansiones venidas a menos, ya fuera por la ruina de sus dueños, o al ser sustituidas en un traslado a barrios de alcurnia emergente. Al decir solar, lo primero que viene a la mente es el palacio del estatus colonial, semiderruido, como si La Habana Vieja, Centro Habana o El Cerro solo tuvieran este tipo de hábitat. Sin embargo, amplias zonas de El Vedado, La Víbora y otros territorios donde alzaron sus residencias familias adineradas desde finales del siglo XIX y en la primera mitad del XX, con el tiempo se convirtieron en sitios plagados de solares, por razones semejantes a las ya mencionadas. La novela 100 botellas en una pared, de Ena Lucía Portela, da fe de ello al mencionar que existen cientos de ciudadelas en El Vedado y caracterizar una de ellas, sita en un punto muy céntrico de este barrio, llamada por sus inquilinos “La Esquina del Martillo Caliente” También muy añejos solares fueron construidos siguiendo la tipología análoga de casas de vecindad madrileñas, como La Siguanea en El Cerro y La California en Centro Habana…mitos del marxismo mitos del marxismo

Autor

Puede comentar acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas