• Onírica

    Preso

    Por: Anckla Y la cama se sentía como el arrecife en mi espalda. La angustia, amarga y fétida, llega a mis pulmones en marea, conquistando mi boca como si fuera un beso de…

Ir a la barra de herramientas