Teoría

Principios estoicos

Estoicismo.

Para lidiar con el ayer, el hoy y el mañana

Por: Danilo Euser

El objetivo fundamental de este artículo es incentivar la curiosidad y el interés por estos temas (para mí, tan relevantes), y aportar algunas de las ideas y herramientas más importantes (también para mí).

¿Por qué nos interesaría conocer unas ideas tan lejanas?

Los principios y herramientas de la filosofía Estoica han perdurado durante más de 2000 años, y aunque parezca que estas ideas puedan ser demasiado antiguas y desfasadas para estos tiempos de mucho mayor desarrollo tecnológico e intelectual , realmente su vigencia y utilidad se acoplan perfectamente a la actualidad.
Nuestro mundo es muy distinto al suyo, pero la “naturaleza humana” permanece intacta. Seguimos luchando contra los mismos desafíos que hace siglos: miedo, deseo, ira, incertidumbre, distracción, ansiedad, falta de voluntad… La filosofía estoica ha enseñado a millones de personas a lidiar de manera exitosa con todos estos aspectos. Ha influenciado a grandes figuras históricas y corrientes religiosas. En las últimas décadas el estoicismo ha experimentado una nueva era dorada, expandiéndose como la pólvora entre atletas de élite, militares, presidentes y emprendedores.
Lo que diferencia a esta filosofía de la mayoría es su enfoque eminentemente práctico y adaptable al contexto y las particularidades individuales. No se trata de algo rígido ni dogmático, al contrario, se trata de la búsqueda de nuestra mejor versión (ayudando también a los demás) sin perder nuestra identidad.
El estoicismo se confunde muchas veces con volverse personas sin sentimientos (sin sangre), y nada más lejos de la realidad. Esta filosofía (forma de pensar y vivir) no busca dejar de sentir, sino aprender a gestionar adecuadamente nuestros sentimientos, pensamientos y acciones, asumiendo una responsabilidad total sobre ellos. Otra de las impresiones equivocadas sobre los estoicos es que eran personas frías y distantes. Igualmente errónea. Sentían una profunda responsabilidad social, y nos recordaban constantemente la necesidad de ayudar a los demás.
A la hora de decidir cómo actuar, debemos considerar el impacto en la sociedad. Como decía Marco Aurelio: Lo que no beneficia a la colmena no beneficia a la abeja.
Visualizar con claridad. Actuar con determinación. Resistir con disciplina.
Estos son los principios estoicos sobre los que desarrollaremos una filosofía (mentalidad) que nos permita cumplir nuestros objetivos con eficacia y sin sufrimiento. [Lograr más y sufrir menos].

Estoicismo para combatir Distopías y construir verdaderas Utopías

Apliquemos algunas herramientas útiles y valiosas del estoicismo para lidiar con estas tareas con eficacia.
Utilicemos la visualización negativa para imaginar qué pensaríamos si llegáramos al punto de no retorno, donde las utopías se vuelvan realmente eso que dicen algunos ahora: un ideal imposible. ¿Cómo nos sentiríamos al saber que no hemos hecho todo lo que sabíamos y podíamos para evitarlo? ¿Qué haríamos para evitarlo?
Usemos después la visualización proyectiva: alejémonos imaginariamente de nuestro yo presente y pensemos qué le recomendaríamos hacer para evitar esta “distopía consagrada” (ya vivimos en una distopía, pero solo potencial, por ahora).
Apliquemos también la dicotomía de control (tricotomía en realidad) para discernir todo aquello que no podemos controlar, identificándolo bien y evitando desperdiciar tiempo y energías en esto, pues nuestra influencia será inexistente; y persiguiendo aquello que sí está en nuestro control, y por tanto podemos actuar sobre ello. Además debemos sumar la categoría de las cosas que están parcialmente en nuestro control, reconociendo hasta donde podemos influir, y también cómo podemos aumentar nuestro nivel de influencia en este ámbito.
Hasta aquí solo hemos visto algunas de las muchas ideas relevantes que nos puede aportar esta filosofía, abordarlas todas merecería varios artículos más.

1.Extraído del programa Invicto de Marcos Vázquez

También le puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas